En la construcción de piscinas que llevamos a cabo utilizamos la técnica del hormigón proyectado o guite. Se parte de la construcción de un tabicón cerámico perdido, es decir, una estructura que posteriormente irá armada con hierros y sobre los que se proyectará  el hormigón. Al ser una estructura que no tiene ningún tipo de unión se hace imposible prácticamente cualquier tipo de rotura o fuga. El vaso podría oscilar antes que producirse en él cualquier daño.

Sumipool - Copyright © 2015. Alojado en: Hosting Stark